¿Qué convierte a los escépticos en creyentes? ¡Espera la respuesta muy pronto!

¿Por qué peca la gente hoy en día?

Tiempo de lectura: 3 min

Para entender la causa del pecado, necesitamos entender la condición de las personas que pecan. Y no necesitamos mirar más allá de nosotros mismos o de nuestros hijos.

sin

Parece ser que, desde la infancia, luchamos por el control para conseguir lo que queremos, cuando lo queremos, y en la forma en que lo queremos. Este impulso independiente para estar a cargo se encuentra detrás de cada lucha por el poder, cada prejuicio, cada conflicto, y cada abuso de relación desde los albores del tiempo. Pero, ¿de dónde proviene esta compulsión interna — que comenzó con Adán y Eva—?

Porque Adán pecó, dice la escritura, “el pecado entró en el mundo. El pecado de Adán trajo muerte, de modo que la muerte se extendió a todos, por cuanto todos pecaron” (Romanos 5: 12). Esto significa que empezamos desde el nacimiento con una naturaleza egocéntrica y egoísta. Así que no es el diablo, ni nadie más, quien nos hace pecar. Nuestra naturaleza pecaminosa existe debido a nuestra relación rota con un Dios Santo. La gente a menudo dice que los actos terribles causados por los seres humanos son ” inhumanos y atroces.”La realidad, sin embargo, es que son completamente humanos-el resultado de la naturaleza depravada de la gente. La raza humana tiene una capacidad inimaginable para el mal. La escritura dice: “Todos se han corrompido. ¡Nadie hace nada bueno, ni uno solo!”(Salmos 14: 3). La causa del pecado es de adentro, no de fuerzas externas.

La buena noticia, sin embargo, es que Dios envió a su único Hijo para perdonarnos de nuestros pecados y purificar nuestros corazones. Aunque continuemos pecando debido a nuestra naturaleza pecaminosa, podemos acercarnos a Dios diariamente con confianza porque Jesús adquirió esos pecados a través de su muerte. Jesús dijo,” Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios ” (Mateo 5:80). Dios sabe de tus luchas con el pecado. No pide la perfección, sino un espíritu contrito que busca fervientemente de él.

Pregunta: ¿Crees que tu naturaleza pecaminosa es la raíz del pecado-o prefieres culpar al diablo?

Pregunta: si tu tienes un corazón que sigue a Dios, ¿estás a veces sorprendido de lo rencoroso, poco amable y egoísta que puedes ser? ¿Qué te dice eso de la naturaleza pecaminosa del hombre?

sheribell

Contenido adaptado de 77 Preguntas profundas sobre Dios y la Biblia por Sherri Bell

Traducido por Pilar C. Quintero

Propaga el amor de Dios