¿Qué convierte a los escépticos en creyentes? ¡Espera la respuesta muy pronto!

¿Por Qué Dios nos Pedirá que le Temamos?

Tiempo de lectura: 6 min

Hace varios años me invitaron a hablar en un evento cristiano en un campus universitario. El equipo me invitó para hablar sobre el temor de Dios a sus estudiantes.

Admiré su disposición a cubrir un tema que apenas se discute en la Iglesia. Pero tengo que admitir que sospecho que me invitaron porque nadie en su equipo estaba ansioso por abordar el tema por sí mismos. No los culpo. Este tema es difícil de entender y plantea preguntas legítimas sobre cómo Dios ha elegido relacionarse con nosotros.

Los cristianos dicen que Dios es bueno. Dicen que Dios es nuestro amigo. Que podemos acercarnos a Él por lo que Jesús hizo por nosotros en la cruz. Entonces, ¿por qué se supone que debemos temer a Dios? ¡Vamos a discutirlo!


shame

Por Qué Dios? blog #hurthealedwhole


Los cristianos no pueden ignorar esto

Apuesto a que es más probable que escuches sobre el “temor de Dios” en una convención atea que en una iglesia. Las iglesias de hoy tienden a enfocarse en el amor de Dios para que los asistentes no se sientan “incómodos”. Pero el temor de Dios no tarda en aparecer en la Biblia. Está literalmente a lo largo de la Palabra de Dios, desde el Génesis hasta el Apocalipsis, ¡en al menos 274 versículos! 1This is the count I came up with when I set out to study every verse that addresses this topic..

Aquí hay algunos ejemplos:

  • Deuteronomio 6:13: “Teme al SEÑOR tu Dios, sírvele solo a él y jura solo en su nombre”.
  • Salmo 2:11:“Sirvan al SEÑOR con temor; con temblor ríndale alabanza”.
  • 2 Corintios 5:11: “Por tanto, como sabemos lo que es temer al Señor, tratamos de persuadir a todos, …”.
  • 1 Pedro 2:17: “Den a todos el debido respeto: amen a los hermanos, teman a Dios, respeten al rey.”

Algunos dicen que “temer a Dios” es simplemente tener un sentido de admiración, asombro, reverencia y respeto por Él. Pero si ese es el caso, ¿por qué la Biblia simplemente no nos dice que “reverenciemos” o “respetemos” a Dios, en lugar de “temerle”? Evidentemente, la palabra “miedo” sigue siendo la más adecuada para describir este concepto bíblico en la mayoría de los contextos. No es una traducción perfecta, pero está cerca. Esto puede resultar preocupante para muchas personas, especialmente para quienes temen a su propio padre.


Entonces … ¿Está Dios usando tácticas de miedo?

La cultura occidental tiende a ver el miedo como algo malo, especialmente cuando se usa para manipular a otros para que se sometan. Pero el concepto bíblico de miedo tiene un concepto más amplio. Captura algo más que la percepción negativa que podamos tener de él2See Stuart D. Sacks, “Fear,” Baker Encyclopedia of the Bible (Grand Rapids, MI: Baker Book House, 1988), 781..  (Ver Stuart D. Sacks, “Fear” (Temor), Baker Encyclopedia of the Bible (Grand Rapids, MI: Baker Book House, 1988), 781).

En los versículos anteriores, espero que puedas ver que el concepto de temer a Dios está conectado con nuestra obediencia.

El autor del libro de Eclesiastés consideró que temer a Dios era lo más significativo que podíamos hacer con nuestra vida (Eclesiastés 5: 7, 12:13). El profeta Nehemías incluso llamó a Israel a temer a su Dios para que sus enemigos no se burlaran de ellos (Nehemías 5: 9).

En nuestra cultura moderna, sin embargo, estamos tan alejados de este pensamiento que “temer a Dios” es un concepto difícil de apreciar.

Pero, ¿los autores judíos de la Biblia querrían realmente que creamos que Dios es un peleon tiránico que nos manipula a nosotros, Sus hijos, con tácticas de miedo? ¡De ninguna manera! Ningún autor devoto de las Escrituras tendría la intención de comunicar esto. Ninguna comunidad judía devota hubiera considerado incluir una noción tan loca en sus escritos religiosos.

El concepto de “temer a Dios”, entonces, debe tener un significado diferente de nuestro entendimiento moderno.


El miedo puede ser bueno para nosotros (y lo sabemos)

Hoy hablamos de que el “miedo saludable” es una herramienta útil para tomar decisiones acertadas. Por ejemplo, abrochamos nuestros cinturones de seguridad porque tememos lo que pueda sucederle a nuestro cuerpo en un accidente automovilístico. Y los hombres jóvenes protegen a sus novias mientras están en las citas, porque temen cómo reaccionarían los padres si no devuelven a sus hijas a casa a salvo. Estoy seguro de que puedes pensar en otras acciones que tomas a diario debido a un resultado negativo percibido.

De manera similar, Dios quiere inculcar un sentido de saludable temor en nuestro corazón para evitar que tomemos malas decisiones contrarias a Sus mandamientos. Debido a que creemos que Sus pautas son para nuestro bien, nuestra postura de sumisión y gratitud nos obliga a obedecer Su voz. 

Nuestra respuesta no tiene nada que ver con una relación dañada o malsana entre nosotros y Dios. Cualquier argumento en contrario ignora los momentos de la Escritura que claramente implican lo contrario. Solo algunos ejemplos: 

  • Salmo 25:14 nos recuerda: “El Señor es amigo de los que le temen”.
  • Salmo 103:17 dice: “Pero el amor del Señor permanece para siempre con los que le temen”.

Por el camino que se nos abre a través de la sangre de Cristo, podemos estar cerca de Dios. ¿Implica esto un elemento de miedo? ¡Apuesta! Pero al mismo tiempo, afirmamos que es bueno. Debido a que Dios es bueno y nos ama, podemos confiar en Él.

En pocas palabras: el poder de Dios sobre el universo es tan extraordinario que da miedo. Sugeriría que cualquier persona en su sano juicio respondería en consecuencia. Nuestra respuesta debe ser de reverencia; nuestro asombro, obediencia y mostrarle el debido honor y respeto.


Próximos pasos:


Matthew Tingblad es un comunicador en el Ministerio Josh McDowell con una educación de seminario de la Escuela de Teología Talbot.

Propaga el amor de Dios