Jesús: ¿Verdad o Fantasía?

Tiempo de lectura: 6 min

Gracias por acompañarnos para obtener más información en esta serie basada en el clásico de apologética más vendido de Josh: Más que un Carpintero. Hasta ahora has aprendido sobre la búsqueda de Josh de significado y propósito, y cómo aceptó el desafío de un grupo de cristianos universitarios para demostrar que Jesús era real, no un mito. Josh aceptó, esperando demostrar fácilmente que creían en una fantasía.

Pero después de investigar meticulosamente documentos históricos auténticos durante meses, Josh tuvo que admitir que la evidencia apuntaba a la resurrección de Jesús, como dice la Biblia. Y eso fue un problema, porque Josh no estaba abierto a la idea de un “salvador” que murió por él, un “pecador“(Página en inglés). 

Josh quería afirmar que tenía la vida por la cola. Pero en el fondo sabía que era un desastre. Todo lo que ansiaba desesperadamente (significado, propósito, paz) lo estaba conduciendo directamente de regreso al Dios que no quería reconocer. Si Dios era real, amoroso y bueno, como enseñó Jesús, ¿por qué había permitido que Josh experimentara años de abuso a manos no de un solo hombre, sino de dos? ¿Por qué Dios había permitido que su madre también sufriera a causa de su padre alcohólico y muriera con el corazón roto?

¿Dios estaba jugando a los favoritos? ¿O sabían estos estudiantes cristianos algo acerca de Dios que Josh no sabía? ¿Era su “relación” con Jesús la pieza del rompecabezas que faltaba en su vida y que alimentaba el aparente gozo de ellos?

fantasy

More than a Carpenter blog #hurthealedwhole

¿Fe real o pura fantasía?

Las altas paredes protectoras de Josh tuvieron que derrumbarse antes de que pudiera ver claramente la naturaleza de Dios sin anteojeras.Tenía que dejar de luchar contra la idea de que Dios amaba a Josh y quería ayudarlo a sanar de las heridas de su abuso y soledad. Josh tuvo que dejar de aferrarse a su rabia, para que el amor de Dios comenzara a tener influencia sobre sus pensamientos y acciones.

Josh comenzó a darse cuenta de que Dios no era una fantasía, como tampoco era un ogro que escogía a sus favoritos. En lo profundo de su corazón, Josh podía escuchar a Dios susurrar que Josh no era un producto dañado. Era digno de amor, gozo y significado, simplemente porque era una de las creaciones más preciadas de Dios. Josh ahora podía sentir el dolor de Dios por el daño que los humanos eligen infligir a los demás. Las personas lastimadas lastiman a las personas. Es por eso que nuestro mundo está en un lío.

Y Josh ahora entendía por qué los estudiantes cristianos afirmaban con tanta confianza que Jesucristo era la diferencia en sus vidas. Ellos “entendieron” que eran profundamente amados y aceptados por Dios, lo que les ayudó a ser amables y amorosos, con ellos mismos y con los demás. Gracias a Jesús, sintieron esperanza, gozo y propósito. Incluso cuando cometieron errores y pecaron. Confiaron en que no estaban haciendo la vida solos, sino con Su ayuda. ¡Nada podría separarlos de Su gracia!


Como dice el bloguero Benjamin Sledge: “Sé que si tuviera que apilar mis cartas contra la mayoría de la gente de la iglesia, me retiraría todo el tiempo. No soy tan bueno para seguir las reglas, y hablo mucho. Y sin embargo, Dios me ama y me anima a medida que mejoro y especialmente cuando caigo. Donde veo el fracaso, Él ve la oportunidad de crecer. Donde veo la adicción, Él ve la oportunidad de dar un paso. Donde me he rendido, Él susurra: ‘Puedes lograrlo’ “.


Intelecto o emoción: ¿Debemos elegir?

Con el cristianismo, ¿debe ser una o la otra? Josh pensó eso una vez. Pero Dios usó el escepticismo de Josh, así como usará algo en tu vida para tratar de llamar tu atención y mostrarte la verdad de Él mismo.

Solo cuando Josh estuvo intelectualmente satisfecho de que Jesucristo realmente vivió, murió y resucitó, pudo admitir que, lejos de ser una fantasía, Dios es real y bueno. Tan bueno que quiere tener una relación personal con cada uno de nosotros, para apoyarnos en nuestra vida. Siempre fuimos destinados a vivir con Él en el Edén; Nosotros lo arruinamos, no Él.

Como Bob Dylan señaló sabiamente, tenemos que servir a alguien. ¿Le darás a Dios la oportunidad de demostrarte Su amor? ¡Quédate con nosotros en el viaje! Podrías decidir que Jesús es alguien a quien realmente quieres conocer. (¡¡Lo es !!) Pero debes estar abierto y buscar la verdad, como lo hizo Josh.

“A pesar de la firmeza de los hechos y la autenticidad de la experiencia”, señala Josh, “el cristianismo no es algo que puedas meterle en la garganta de nadie. No puedes forzar a Cristo a ninguna persona. Tienes que vivir tu vida,” y tengo que vivir la mía. Todos somos libres de tomar nuestras propias decisiones. Todo lo que puedo hacer es contarte lo que he aprendido. Después de eso, lo que hagas depende de ti”.


Jesús: ¡Más que un  Carpintero!

> Descarga GRATUITA: el primer capítulo del libro de Josh More Than a Carpenter. Puedes comprar tu copia aquí.

> ¡ Mira cómo More Than a Carpenter cambió la vida de un lector y luego presentó a muchos otros a Jesús!

> Quieres comenzar tu relación personal con Jesús? Haz clic aquí.

More Than a Carpenter

Puedes comprar el libro en inglés o en español.

Propaga el amor de Dios