Esperanza: Pensamiento no Ilusorio para los Cristianos

Tiempo de lectura: 6 min

¡Bienvenidos! Y gracias por acompañarnos en este, nuestro mas reciente post en nuestra serie de blogs que hemos llamado  “Juntos en una Aventura”. En este post profundizaremos más en cómo nuestra relación con Dios nos infunde esperanza.

Esperanza sobre nuestros pasos en falso del pasado, que Dios puede redimir. Esperanza para nuestro presente. Y esperanza para el futuro, en el glorioso día lo veremos cara a cara. La esperanza de un cristiano no es simplemente el deseo de algo que pueda alcanzarse. La esperanza   de un cristiano es cierta, porque Dios la ha garantizado. Dios nos amó en la creación, y envió a Jesús para asegurar nuestra eternidad con Él cuando lo aceptamos como Señor.

En pocas palabras: nuestra esperanza nos hace ganar fuerza, descanso y satisfacción. Veamos tres formas en que podemos aprovechar esta esperanza y mantenerla con nosotros a diario.


hope

—Esperanza de que seamos especiales para Dios

Nuestro valor proviene de una sola fuente: Dios. Sólo importa lo que El dice acerca de nosotros. No es lo que dice la sociedad, ni lo que dicen nuestros cónyuges, ni lo que dicen nuestros hijos, o lo que dicen nuestros padres, etc. Dios nos dice una y otra vez en la Biblia que nunca dejará de amarnos, de alentarnos, de soportarnos, y de buscar  una relación con nosotros. ¿Por qué? Porque somos así de especiales para El.

Si has conseguido la idea por parte de tu iglesia de que Dios no te valora mucho, has oído mal. Puede que a Dios no le guste nuestro comportamiento cuando va en contra de sus estándares, pero nunca, ni por un instante, nos ve sin amor. Eso es una INCREÍBLE gracia, amigos! La Biblia nos dice que El ANHELA estar en relación con nosotros. Porque El sabe que si El puede llamar nuestra atención, El nos puede decir Su mensaje de amor una y otra y otra vez hasta que finalmente penetre en nuestras almas y haga eco con cada latido del corazón. Jesús cubrió todos nuestros pecados en la cruz. El rostro de Dios siempre se vuelve hacia nosotros.

—Esperanza de que no seamos nuestros errores.

¡NO PUEDO decirte cuánto me encanta este! Todos queremos ser redimidos de nuestras decisiones tontas, ¿verdad?

En nuestros peores días, añoramos un botón para rehacer nuestras acciones. La buena noticia es que: uno realmente existe. Dios mantiene su dedo en él, siempre dispuesto a empujarlo. (En inglés) Click To Tweet

Dios repetidamente nos dice que dejemos caer nuestro equipaje sucio a Sus pies, y que dejemos de recogerlo nuevamente. Sí, puede ser muy difícil dejar de lado la culpa y la vergüenza con la que creemos que debemos seguir castigándonos . Pero Dios nos dice que abandonemos nuestra carga porque El sabe cuánto nos dificulta el  avanzar. De todos modos, ya nos ha perdonado. La PRIMERA vez que se lo pedimos!

Es posible que te hayan dicho, cuando eras niño, que eras un tonto. Es posible que un miembro de tu familia, jefe o desconocido te haya recordado la semana pasada que eres un perdedor. Incluso es posible que, en este mismo momento, escuches voces en tu cabeza que te dicen que eres un error. PERO NO LO ERES. Créeme; ¡Sé lo difícil que puede ser creer esto!

Crecí en una iglesia que enseñaba que el amor de Dios por mí era condicional. Así que, intencionalmente, me recordó mi naturaleza arruinada todos los domingos. Los miembros de la familia también me dijeron repetidamente que no estaba a la altura. Debido a esto a veces, el diálogo interno negativo en mi cabeza es francamente cruel. Ahí es cuando me entrego a Dios, para probar ansiosamente si El todavía está conmigo. Mi esperanza (Podcast en inglés y transcripción en español: John Piper) vuelve cuando, en mi alma, oigo a Dios afirmar: “Tú, quien NO es, sus acciones, amado hijo mío. Tú eres redimido por mi hijo, Jesús. ”¡Eso renueva mi espíritu!

Gracia tan sublime. Tan difícil de creer. Pero es tan necesario creer si debemos amar, confiar y seguir de todo corazón a Dios. Los estándares de Dios nunca se desvían, pero tampoco lo hace su amor incesante. (En inglés) Click To Tweet

—Esperanza que nuestra vida sea importante.

No hay nada peor que vagar por nuestros días sin sentido ni propósito.  Porque sin ninguno de los dos nos ponemos ansiosos y deprimidos y comenzamos a pensar en como somos de intrascendentes. Y luego empezamos a compararnos con los demás, lo que nunca es bueno, porque perdemos la esperanza.

La Palabra de Dios nos dice que EL distribuye nuestros dones y talentos. Y que EL no ve los talentos de una persona más importantes que los de otras. Es posible que te sientas un pequeño pez en un océano de millas de ancho, pero no es así como Dios te ve. El te ve como la persona adecuada, en el lugar correcto, para hacer lo que El necesita que se haga en el momento correcto.

Puede que no te des cuenta, pero tus palabras y acciones tienen el poder de cambiar la trayectoria de muchas otras vidas. Tu brillante sonrisa puede ser una gota de esperanza (Página en inglés: seanmcdowell.org) que motiva a otra persona. Tu comida compartida puede ser el pequeño gesto de generosidad que calma el corazón rechazado de otra persona. Tu tiempo dedicado de tu agitado horario para sentarte con un amigo lastimado puede plantar semillas de esperanza que florecen y dar frutos que otros pueden engullir con gratitud. ????

Todos estamos conectados; ¡Nuestras acciones son importantes porque NOSOTROS le importamos a nuestro Creador!

Entonces, si estás recostado en una cama de hospital sin esperanza, deja que este post te lo recuerde. Si tiene problemas para encontrar un trabajo y si te ves a tí mismo como inútil, deja que esta publicación te recuerde que debes recuperar la esperanza. Si estás pasando por un doloroso divorcio y si te ves a ti mismo como desagradable, permite que esta publicación te recuerde el gran amor de Dios por ti. Dios dice que está con nosotros incluso a través del más bajo de los más bajos momentos. Nuestra esperanza no debe depender de nuestras circunstancias, porque la fuente de nuestra esperanza es una roca sólida.

Nuestra esperanza en el amor incesante de Dios no se basa en nuestro deseo o nuestra invención, sino en la verdad. La verdad de la Palabra de Dios. (En inglés) Click To Tweet

Aceptalo. Creelo. Vívelo. Tu importas, eres especial, y eres amado sin importar nada. ¡Deja que el sacrificio de Jesús encienda la esperanza eterna en ti!


En nuestro próximo blog, miremos hacia la Pascua !!!!

Ponerse al día: El post introductorio a esta serie.

Traducido por Pilar C Quintero

Chrissy Gordon

Propaga el amor de Dios