¿Qué convierte a los escépticos en creyentes? ¡Espera la respuesta muy pronto!

¿Es la Biblia Realidad o Ficción?

Tiempo de lectura: 8 min

¡Bienvenidos! Y gracias por acompañarnos en este segundo post de nuestra nueva serie de blogs de un año que hemos llamado “Juntos en una Aventura”. Nuestro objetivo en este post es profundizar más en si podemos confiar en la Biblia.

Los contenidos de la Biblia fueron escritos durante más de 1500 años, por más de 40 autores de todos los ámbitos de la vida: reyes, pescadores, estadistas, poetas, filósofos, incluso campesinos. Algunos escribieron en yermos, otros en las mazmorras, algunos en un palacio y otros durante campañas militares. Y estos escribieron desde tres continentes diferentes, y en tres idiomas, hebreo, arameo y griego. ¡Increible!

¿Puede un libro tan único realmente ser objetivo e históricamente verdadero? ¿Es la Biblia, como algunos creen, meramente una obra de ficción hecha por el hombre, o un libro guiado por la mano de Dios?

“El caso de confiabilidad del Nuevo Testamento”, afirma el erudito y prolífico escritor Dr. Howard Vos  (YouTube video: por Josh McDowell) “es infinitamente más fuerte que cualquier otro registro de antigüedad”. Veamos por qué él puede decir esto con confianza.



Confiando en el testimonio histórico

Debido a que ni usted ni yo estábamos allí para verlo por nosotros mismos, confiamos en que nuestro conocimiento del pasado es basado en fuentes verídicas: testimonios escritos, orales y físicos. El testimonio escrito es un registro escrito de lo que sucedió. El testimonio oral, en los tiempos antiguos fue la forma principal de pasar la historia fielmente de una generación a la siguiente, se basaba en una narración meticulosa. El testimonio físico es evidencia tangible, como una huella digital, una fotografía, una vasija de barro o un manuscrito.

Apliquemos estos testimonios a solo dos eventos con los que todos estamos, al menos, vagamente familiarizados: 

~ ¿Cómo sabemos que en 1945 se lanzó la primera bomba atómica sobre Hiroshima, Japón? Por detalles y hechos de las tres formas de testimonio. El testimonio de testigos presenciales es especialmente convincente.  Recuerda un niño de 14 años: “Llegó la noche y pude escuchar muchas voces llorando, gimiendo de dolor y rogando por agua. Alguien gritó, ‘¡Maldita sea! ¡La guerra tortura a tantas personas que son inocentes! Otro dijo: ‘Me duele! ¡Dame agua!’ Esta persona estaba tan quemada que no podíamos saber si era un hombre o una mujer. El cielo estaba rojo de las llamas. Se estaba quemando como si el cielo ardiera”.

~ ¿Cómo sabemos qué hicieron los nazis a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial -WWII? Debido al horroroso testimonio  que no pueden ser negados por aquellos que están dispuestos a ver los hechos. Testimonios de testigos oculares  creíbles son fundamentales para nuestra comprensión de lo que realmente ocurrió en el pasado.

Entonces, ¿por qué los eruditos tienen que admitir que Jesús realmente vivió y murió? Porque la  evidencia de fuentes no bíblicas, afirma que lo hizo.   ¿Por qué los cristianos creen que Jesús también resucitó? Una vez más, debido al testimonio convincente de testigos oculares.

 En la biblia en el  Libro de los Hechos,  por ejemplo, está lleno de testimonios de testigos presenciales. Versículo tras versículo enfatiza que las personas vieron e interactuaron personalmente con Cristo durante un período de 40 días después de su resurrección. ¡No estamos hablando de un período de cuatro días, o cuarenta horas! ¡Estamos hablando de cuarenta días, gente! Algunos ejemplos:

Hechos 2:32: “Dios resucitó a Jesús y todos somos testigos del hecho”.

Hechos 3:15: “Mataste al autor de la vida, pero Dios lo resucitó y nosotros somos testigos de esto. hecho ”.

Hechos 4:20:“ En cuanto a nosotros, no podemos evitar hablar sobre lo que hemos visto y oído ”.

Podemos confiar en que el Libro de los Hechos es legítimo. ¿O podemos???


¡No puedes probar eso!

Usted podría estar pensando que el testimonio histórico no es necesariamente confiable. Porque todos sabemos que a veces la gente miente. Y a veces se desvían intencionalmente de la verdad. Tal vez, estás pensando, su memoria era defectuosa. ¡O quizás los discípulos sólo querían hacerse parecer importantes o tomar el poder!  

Lo siento, esas no son sugerencias razonables. ¿Por qué? Debido a que no solamente eran los escritores del Nuevo Testamento testigos, –o relatos de testigos oculares registrados con fidelidad , sino que también ellos apelaron al conocimiento de sus oyentes acerca de la verdad de Cristo. Ellos afirman con confianza: “Tú estabas allí. Tú le viste a El hacer eso. Le oíste decir eso. ¡Estabas allí cuando Él hizo eso! “Los apóstoles lanzan todos los argumentos de lo que Jesús dijo e hizo  hacia el regazo de sus audiencias diciendo: “Ustedes saben tanto como nosotros sabemos de lo que Jesús dijo e hizo”.

No pierdas este punto crítico: los apóstoles presentaron sus hechos en presencia de personas informadas y hostiles que habrían sabido de inmediato si ellos estaban presentando información falsa.

¡Los testigos presenciales de los eventos en cuestión estaban todavía vivos cuando las tradiciones acerca de Cristo se estaban formando completamente! Aún mejor: ¡entre esos testigos oculares habían adversarios antagonistas de este nuevo movimiento religioso que habrían disputado y expuesto cualquier declaración falsa que los apóstoles trataran de inventar o difundir! Eso, en sí mismo, es la autenticación.

Los discípulos no podían arriesgarse a arriesgarse a ser inexactos o hacer cosas, si su objetivo era que la gente creyera en Jesús. (En inglés) Click To Tweet

Probando de la autenticidad de un manuscrito

Existen dos pruebas estándares por las cuales todos los documentos históricos pueden ser examinados. 

La primera prueba se llama historiografía .  El segundo es la prueba de evidencia externa. Allí, los estudiosos preguntan: “¿Existe evidencia externa totalmente aparte del libro que se está investigando que confirme su testimonio o exactitud interna?”

Nosotros empezaríamos nuestras pruebas al examinar el papel y la tinta  (Página en ingles:  josh.org) que se usó para registrar el manuscrito. Luego estudiaríamos su cronología: hasta qué punto se aleja el manuscrito del original (autographa). A continuación determinaríamos la fecha aproximada del manuscrito. Podríamos usar pistas como el color de la tinta, el tamaño de la letra, la puntuación, la ornamentación e incluso la división del texto.

¿Quieres saber qué encuentran los eruditos cuando examinan la línea de tiempo de la Biblia? ¡Que pueden fechar la primera versión del Nuevo Testamento escrito dentro de los cincuenta años de la muerte de Cristo! 

Podrías estar pensando que es una brecha larga, pero vamos a poner esta en perspectiva. La versión más cercana que tenemos de todos los demás documentos históricos no bíblicos es alrededor de los cien años. Hay una brecha de 50 años entre el Nuevo Testamento y su  autógrafa ¡pero una brecha de 500 años con la Ilíada! 

También podemos probar un documento a través de la arqueología. (Página en ingles: josh.org) La literatura histórica no bíblica verifica ciertos hechos acerca de Cristo. Sabemos que vivió durante la época de Tiberio César. Que vivió una vida muy virtuosa. Que realizó milagros. Que fue aclamado como el Mesías. que fue crucificado bajo Poncio Pilato, en vísperas de la Pascua judía. Que el cielo se oscureció y un terremoto ocurrió cuando Él murió de crucifixión. Que sus discípulos interactuaron con él durante 40 días después de resucitar. Que sus discípulos estaban dispuestos a morir por sus creencias. Y que el  cristianismo se extendió rápidamente, tan lejos como Roma.

Otro erudito de referencia considera: ¿cuántas copias del texto original existen? Cuantas más copias haya disponibles para revisar, más fácil será reconstruir el documento original. Nuevamente, comparemos el número de manuscritos de literatura de la antigüedad. 

Muchas personas consideran que el historiador romano Tácito es el historiador más importante de Roma. Sin embargo, solo quedan veinte manuscritos de sus anales. De Plinio el Joven, solo siete manuscritos sobreviven. De Aristóteles, sólo 49 manuscritos. Del historiador griego Heródoto, sólo ocho manuscritos sobreviven. De la Ilíada, existen 643 manuscritos. ¡Pero solo en el Nuevo Testamento, los eruditos han confirmado la existencia de 24,633 manuscritos! 

La evidencia de los escritos del Nuevo Testamento es mucho mayor que la evidencia de los escritos de otros autores clásicos. 

Notas Josh McDowell, quien una vez pensó que el cristianismo era completamente falso hasta que una investigación exhaustiva lo convenció de lo contrario, “Nosotros podemos tener el Nuevo Testamento (Página en ingles: Josh.org) en nuestras manos y decir con confianza: ‘Jesús realmente dijo e hizo lo que dice’ “.


En nuestra próxima publicación del blog, miremos más profundamente la tensión entre nuestra confianza y la Biblia. (Página en ingles: Josh.org) (Pista: a menudo comienza con nuestra incapacidad para confiar en Dios). 

Ponerse al día: El mensaje introductório   de esta serie. El post de la semana pasada: Escribas meticulosos, manuscritos confiables.

Para ver videos de Josh hablando sobre el tema de la confiabilidad de la Biblia, haga clic aquí.(YouTube:  video: Josh.org)

Propaga el amor de Dios