Encuentra Confianza en Ser Auténtica


Tiempo de lectura: 6 min

¡Bienvenidos! Y gracias por acompañarnos en este, nuestro mas reciente post en la serie de blogs de un año que hemos llamado “Juntos en una Aventura”. En este post, hablaremos de cómo debemos aprender a aceptar y apreciar cada parte peculiar de nosotros mismos, para reflejar verdaderamente el amor de Dios. ¡Amigos, la libertad nos espera cuando nos presentamos valientemente como nuestro ser auténtico! 

¿Cuál de tus caprichos dudan que Dios pueda amar, o incluso que guste de ti? Aquí está la verdad: cada parte TUYA refleja un aspecto importante de la naturaleza de Dios. (En inglés) Click To Tweet
confident emotions authentic

Mira con la perspectiva correcta

¿Cómo puedo poner esto? Hmmm … algunas de nosotras estamos fingiendo totalmente. Otras sabemos quiénes somos, pero mantenemos nuestro ser auténtico oculto. A menudo por miedo al rechazo. Pero para experimentar y compartir plenamente el amor y la gracia de Dios, debemos llegar a donde podamos aceptar todo nuestro paquete: lo que juzgamos como lo bueno, lo malo y lo feo. #escalofrío #Puf! #perosoytanmala

Esta es la verdad: ¡Dios ama cada pedacito de nuestro peculiar ser! ¡Porque el AMOR es fundamental para lo que realmente es ser cristiano! Tú y yo estamos aquí para 1) AMAR a Dios, y 2) AMAR a los demás. Ninguno de los cuales podemos hacer completamente si estamos perdiendo el tiempo luchando contra quien nos hizo para ser los que reflejemos su amor.

Como dice John Eldredge en su libro Waking the Dead: The Glory of a Heart Fully Alive, (Despertando a los muertos: La gloria de un corazón completamente vivo) “No puedes amar a otra persona desde un falso yo. No puedes amar a otro mientras aún estás escondido. ¿Cómo puedes ayudarlos a la libertad mientras permaneces cautivo? No puedes amar a otro a menos que ofrezcas tu corazón ”.

Ah, estás pensando, pero he aprendido a ocultar mi corazón. Porque duele demasiado cuando los demás me dicen que como soy yo, no soy lo suficientemente buena. (Página en inglés: josh.org)


Haz la pregunta correcta

What if, instead of beating ourselves up and asking, “How can I empty myself of the quirks I despise to be more like God?” we’re supposed to ask, “How can I reveal God to others THROUGH the quirky bits He included in my personality?”

He aquí unas ideas:
Tal vez el atrevimiento que odias en ti misma es en realidad coraje.
Tal vez lo escandalosa que odias en ti misma sea realmente coraje.
Tal vez tu tendencia a ser un toro en una tienda de porcelana sea realmente coraje.
O podría ser, si no estuvieras demasiada ocupada escondiendo tu autenticidad…

Muy a menudo nos disgusta … despreciamos … odiamos … ¡partes de nosotras mismas cuando no deberíamos!

La pregunta del millón: ¿Quién nos dijo que no aceptemos ni apreciemos estas partes de nosotras mismas? 

En mi caso, fue mi madre. Increible! Si hubiera reconocido desde el principio que todas las críticas que ella me dio desde niña y aún de adolescente por ser escandalosa y atrevida  eran su problema, -no el mío-, no estaría aún, por momentos luchando contra el malvado en mi cabeza que me dice que necesito arrancar esos aspectos de mí misma. 

¿¿¿TE IDENTIFICAS???


Dios diseñó tus peculiaridades

Me encanta cómo la oradora y entrenadora de vida Laurie Wallin, en su libro Why Your Weirdness is Wonderful, (Porque tu rareza es maravillosa: abrace sus peculiaridades y viva sus fortalezas) dice: “La inseguridad ocurre cuando intentamos vivir las peculiaridades de otra persona. La rareza prestada no puede funcionar maravillosamente en nosotros porque está destinada a otra persona ”.

Yo acepto que mi madre hizo lo mejor que pudo. Los ruidos fuertes la deshicieron. La alta energía la deshizo. Pero en lugar de tomarse el tiempo para ayudarme a sentirme bien con mi fuerte inclinación natural, su respuesta hacia mí me hizo creer que era defectuosa. Definitivamente inaceptable. Y dudoso en ser adorable. Pasé de ser un niña confiada a una niña tímida, incluso demasiado tímida para expresar una opinión. Me convertí en una persona complaciente al máximo. Todo el día cambiaba como un camaleón, dándole a la gente el color que quisieran de mí para que me sintiera momentáneamente bien conmigo misma. Pero por dentro era un desastre deprimida y a menudo enojada. 

Lo que no me di cuenta cuando era niña y de adolescente es que tengo el derecho otorgado por Dios de aceptar mi “rareza”, ¡ saber que incluso si otros no aprecian mis peculiaridades, Dios sí! Como Laurie lo expresa tan bien, “Dios no nos dio nuestros regalos para pintar sobre ellos con los de alguien más. Las tendencias únicas en ti y en mí están destinadas a brillar en un tono propio, y al hacerlo, aportan un poco más de claridad a la belleza a todo color del Dios que revelamos al mundo “.

Dios dice que nos ama y acepta TOTALMENTE como somos
Dios SABIA lo que estaba haciendo cuando nos diseñó.
Dios nos DISEÑÓ para agregar nuestro ser auténtico al mundo.
Mientras reflejamos a Dios, nuestras peculiaridades deben REFLEJAR Su bondad.


Dios quiere que seamos fructíferos

NECESITAMOS dar vida a nuestro ser auténtico, porque Dios quiere convertirnos en una tentadora ensalada de frutas que alimenta a los demás Sí, estoy hablando de nuestro reflejo del fruto del Espíritu.  Escucha, como reaccionamos y nos relacionamos con los demás está DIRECTAMENTE ligado a como nos vemos (y hablamos) a nosotros mismos. ¿Cómo podemos traer  amor, alegría, paz, paciencia, bondad, amabilidad, fidelidad, gentileza y autocontrol a otros, si sentimos que no podemos ser extravagantes y ser “aceptables” para Dios y los demás?

Es importante notar que, porque no me había aceptado como lo hace Dios, desarrollé algunos hábitos muy malos. Incluyendo arremeter contra otros con ira o sarcasmo cuando me sentí burlada, controlada o no amada. ¿¿Te identificas??  Es tan fácil acostumbrarse al mal uso de un hábito, tal vez mostrándolo como crueldad, impaciencia o arrogancia hasta que busquemos a Dios y nos unamos a Él para ser íntegros y fructíferos.

Puede doler mucho cuando Dios nos rebana y corta en pedazos en esos deliciosos trozos de melón, kiwi y piña. ¡Pero la parte satisfactoria de este proceso de crecimiento es ver lo que percibimos como debilidad convertirse en una fortaleza en sus manos! Dios quiere usar nuestro ser desordenado, tal como somos. ¡El está perfectamente bien con nosotros estando “en proceso”! Lo que Dios busca en todo momento son personas dispuestas y auténticas.

Ser auténtico requiere agallas. ¿Pero cual es mejor? Ocultando u odiando tu verdadero ser, o finalmente diciéndole al mundo, ¡Dios me hizo todo para Su gloria y Sus propósitos! (En inglés) Click To Tweet


En nuestro próximo blog, veremos cómo Dios modela la relación de crianza perfecta. Por supuesto, no puedes ser el mejor padre que puedes ser si no has aprendido a apreciar todas tus peculiaridades.

Para ponerse al día: La publicación introductoria de esta serie.

Traducido por Pilar C Quintero

Propaga el amor de Dios

Tags: , , , , , ,