Un amigo para cada momento


Tiempo de lectura: 3 min

Lectura bíblica: Efesios 4:25-29
Ninguna palabra obscena salga de vuestra boca, sino la que sea buena para edificación…, para que imparta gracia a los que oyen. Efesios 4:29
Nancy lloró cuando una fractura del brazo le puso final a su temporada de voleibol. Había des- cubierto que le encantaba más ese deporte que ningún otro que había jugado. Así que le daba rabia cuando sus amigas le decían:
—Nos imaginamos cómo te sientes. No tenían idea de cómo se sentía.
Hay un tiempo y un lugar para cada acción o expresión de amistad. Por ejemplo, algunos pensamientos y palabras alentadores levantan el ánimo del amigo. Algunos esfuerzos ayudan a sentir verdadero alivio. Pero algunas cosas que decimos o hacemos provocan que nuestros amigos quieran darnos un puñetazo por nuestra desagradable estupidez.
Otra traducción del versículo clave de hoy nos dice que ayudemos a los demás diciendo “palabras buenas y oportunas” (DHH). Es importante responder oportunamente de una manera que coincida con las necesidades de nuestro amigo.
Para cada uno de los siguientes casos, elige una respuesta que te parece que mejor satisfaría “oportunamente” la necesidad de tu amigo.
 
Tu amigo parece desanimado pero no ha dicho nada. Tu amigo necesita:
(a) un medicamento (b) saber que a nadie le gusta un perdedor
(c) sobreponerse y punto (d) alguien que se interese lo suficiente como para escucharle
 
Tu amigo acaba de sufrir una pérdida grande y está sufriendo. Tu amigo necesita:
(a) escaparse y sufrir solo (b) llorar de una vez para mejorar
(c) pretender que no sufre (d) alguien que sufra con él
 
Tu amigo tiene que estudiar mucho para un examen importante. Tu amigo necesita:
(a) ser más inteligente (b) conformarse con calificaciones bajas
(c) aprender a copiar (d) alguien que le ayude a estudiar para el examen
 
En lugar de reaccionar siempre de una manera mecánica —siempre saliendo con una broma, mostrando una simpatía falsa o entrando en detalles sobre tus propias experiencias— dedica unos segundos a pensar en algunas opciones más apropiadas. Ser un amigo cariñoso y ayudador significa estar atento a lo que tus amigos están pasando y descubrir exactamente lo que necesitan en ese momento.
PARA DIALOGAR: Por lo general, ¿cómo reaccionas cuando un amigo sufre? ¿Qué otras opciones tienes?
PARA ORAR: Señor, ayúdanos a saber cómo apoyar a nuestros amigos cuando más nos necesitan.
PARA HACER: Piensa en un amigo que sufre, y piensa en una manera apropiada de aliviar su dolor.


Anterior

Siguiente