¿Qué pasó con la Pascua?


Tiempo de lectura: 3 min

Lectura bíblica: 1 Corintios 15:17-19
¡Si sólo en esta vida hemos tenido esperanza en Cristo, somos los más miserables de todos los hombres! 1 Corintios 15:19
¿Te has preguntado alguna vez cómo sería tu vida si Cristo no hubiera resucitado de los muertos?

  • No habría huevos de Pascua.
  • No habría días feriados esa semana.
  • No sabrías la diferencia entre “cuaresma” y “cuarenta”.
  • Probablemente no existiría la isla de Pascua, en el Pacífico Sur.
  • Tú y tus amigos no tendrían absolutamente ninguna esperanza de que sus pecados fueran perdonados y de pasar la eternidad en el cielo con Dios.

La última afirmación te tomó por sorpresa, ¿no es cierto? Ni siguiera tiene gracia, ¿no?
Pero es cierta. Si Jesús no hubiera resucitado como prometió que lo haría, todavía hoy seguiría muerto. Es posible que la gente iría a ver su cuerpo momificado en algún museo, como una curiosidad, no como un remedio para los pecados del mundo.
Prácticamente todos los que han ido a la Escuela Dominical por algún tiempo pueden explicar los puntos principales del relato de Pascua en el Nuevo Testamento: Jesús fue crucificado, murió y luego resucitó al tercer día. Pero a veces celebramos la resurrección sin comprender realmente lo que significa.
La Biblia explica claramente que la crucifixión y la resurrección tuvieron que suceder para darnos perdón. La muerte de Cristo pagó el castigo por el pecado, pero la resurrección de Cristo nos libró del poder del pecado. Si el Salvador no se hubiera levantado con vida de la tumba, el poder del pecado lo hubiera vencido a él y a nosotros. Con razón dijo Pablo que seríamos los “más miserables de todos los hombres” si Cristo no estuviera vivo (1 Corintios 15:19). Tendríamos que enfrentar todos los proble- mas, pruebas y sacrificios de la vida cristiana, y luego morir sin la esperanza del cielo. ¡Gracias a Dios porque tuvo un plan mejor!
PARA DIALOGAR: Seriamente, en lo personal: ¿Qué sería tu vida si Jesús no hubiera venido para salvarte de tus pecados?
PARA ORAR: Gracias, Señor Jesús, por morir para pagar el castigo por nuestros pecados y por volver a vivir a fin de que el pecado no volviera a controlarnos. Tenemos la esperanza de un día ir a vivir contigo para siempre en el cielo.
PARA HACER: Festeja la resurrección pensando en tres razones por las que la resurrección de Cristo es verdaderamente importante para ti.


Anterior

Siguiente