Las decisiones importantes


Tiempo de lectura: 3 min

Lectura bíblica: Jeremías 29:11-14
Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis con todo vuestro corazón.
Jeremías 29:13
El papá de Yoli estaba sentado a la mesa de la cocina revisando cuentas, con el ceño fruncido como siempre que estaba preocupado. Yoli se le acercó por atrás y le dio un gran abrazo. Sabía que el dinero escaseaba y que su papá no quería que ella lo notara.
—Te quiero, papi —dijo—. Siempre estás teniendo que tomar decisiones importantes.
El papá de Yoli sonrió y le dijo:
—Cariño, en realidad yo ya he tomado las decisiones más importantes de mi vida. Tú todavía las tienes por delante.
¿Cómo es eso? ¿Cómo puede Yoli, de 13 años, tener por delante decisiones más importantes que un padre que trata de llevar adelante a su familia? En un sentido, es cierto. Piensa en las grandes decisiones que tendrás que tomar en más o menos los próximos diez años de tu vida.

  1. Decidirás quien guiará tu vida, quién será tu dueño. Es posible que ya lo hayas determinado aceptando a Jesucristo como tu Salvador y Señor. De ser así, tu intención es vivir de acuerdo con su Palabra y su voluntad a medida que te la muestra. Vas por el camino correcto.
  2. Decidirás qué harás con tu vida, tu misión. Tendrás que descubrir qué preparación necesitas para lograr tus metas.
  3. Decidirás si te vas a casar y con quién, quién será tu pareja. Es doblemente difícil tomar esta decisión porque son dos los que tienen que dar el sí. Ambos tienen que sentir la misma dirección de Dios.

Si has decidido seguir a Cristo, tienes una gran ventaja para poder encontrar la respuesta a todas las demás decisiones que tienes por delante. Dios te ama y tiene un plan grandioso para tu vida. Jeremías 29:11 declara: “Porque yo sé los planes que tengo acerca de vosotros, dice Jehovah, planes de bienestar y no de mal, para daros porvenir y esperanza”. También Dios promete: “Te haré entender y te enseñaré el camino en que debes andar. Sobre ti fijaré mis ojos” (Salmo 32:8).
Espero que ya hayas tomado la decisión acerca de quién será tu dueño. Quizá ya estés soñando con tu misión. Y falta mucho tiempo para que elijas tu pareja. Pero puedes estar seguro de que en cada una de estas decisiones Dios quiere lo que es totalmente bueno para ti, ¡y jamás puede haber algo que quieras que sea mejor que seguir los planes de Dios para ti!
PARA DIALOGAR: ¿Qué tipos de planes tiene Dios para tu vida? ¿Qué te parecen?
PARA ORAR: Señor, queremos tomar decisiones que te agraden. Ayúdanos a tomar las decisiones importantes acertadas para que todas las que sean menos importantes caigan en su lugar.
PARA HACER: Toma tiempo para conversar con uno de tus padres sobre una de esas decisiones importantes en la vida: tu dueño, tu misión o tu pareja.


Anterior

Siguiente