¿Qué convierte a los escépticos en creyentes? ¡Espera la respuesta muy pronto!

Amable, Valiosa, Competente: Mírate como Dios te Mira

Tiempo de lectura: 9 min

Lovable, Valuable, Competent: See Yourself as God Sees You

Amigas, Dios dice que nuestro “hacer” NO es nuestro “quién”! ¡Aleluya! Independientemente de nuestras acciones, Dios dice que somos completamente amables, valiosas y competentes.

En esta, octava publicación de blog de nuestra serie que explora nuestra verdadera identidad, veremos por qué algunos cristianos no pueden progresar en su caminar cristiano.

Tomemos a Susan, por ejemplo. Susan estaba involucrada en el ministerio cristiano de tiempo completo, pero le resultaba casi imposible continuar con su trabajo. Paralizada por un profundo sentimiento de indignidad, Susan se sintió fuera de lugar en una organización cristiana. ¿Por qué? Estaba convencida de que la despedirían si sus compañeros de trabajo se enteraran de su pasado.

Antes de convertirse al cristianismo, Susan había tenido numerosas aventuras e incluso un aborto. Aunque su comportamiento había cambiado drásticamente desde que aceptó a Cristo, el retrato interior de Susan no había cambiado. Dios la había perdonado y redimido, pero Susan todavía se veía a sí misma moralmente en bancarrota. Indigna de. Avergonzada. Incompetente. Desagradable.

Susan no confiaba en la gracia de Dios, por lo que confiaba aún menos en recibir la gracia de sus compañeros de trabajo. Debido a que eligió aferrarse a su vergüenza, Susan no pudo disfrutar del regalo de la redención y la aceptación de Dios.

Susan necesita entender esta VERDAD: ¡Dios acepta nuestros líos y los usa para ayudar a los demás! ¡El pasado que Susan tiene tanto miedo de que pueda salir a la luz, es probablemente el testimonio que Dios quiere usar en su vida ahora! #Wow

Dios quiere renovarnos

Lamentablemente, Susan no está sola en su esclavitud. Muchas personas se vuelven a Jesús, sabiendo que quieren y necesitan Su amor y gracia incondicional. Sin embargo, no pueden convencersen a sí mismos de que se lo merecen. Intentan orar más, servir más y leer más su Biblia, pero aún se sienten derrotados y desanimados.

He aquí por qué: si nos negamos a vernos a nosotras mismas como Dios nos ve, continuaremos tratando de “ganarnos” nuestra relación con Jesús.

Piensa en tu caminar cristiano como un proyecto de renovación. Dios está trabajando en tus viejos cimientos que se desmoronan, empapelados desgastados, alfombras manchadas y paredes enmohecidas. Pero si luchas contra Dios en el proceso, al no creer que Él te ama y que ha planeado cosas buenas para ti, tu renovación solo avanzará cojeando.

Piensa en los israelitas en el desierto. Convirtieron lo que podría haber sido un viaje muy corto en 40 años de errantes. ¡Manojo de tercos! No sé tú, ¡pero quiero darle acceso a Dios para que se mueva en mi vida mucho, mucho, más rápido!

Oh, nuestros exteriores pueden verse muy bien, porque los hemos embellecido con nuestros propios esfuerzos. Pero el interior de nuestras casas permanece oscuro y húmedo, porque no hemos permitido que Cristo encienda las lámparas eléctricas. Él ya las ha enchufado. Es como si nos hubieran dado toda la electricidad que necesitamos, pero nos negamos a mover el interruptor del circuito eléctrico!

¿Has estado aquí? ¿Estás aquí ahora mismo? Manteniendo a Dios a distancia porque TÚ has decidido que aún no eres lo suficientemente buena … lo suficientemente limpia … lo suficientemente digna para creer y confiar en el Creador del Universo cuando nos dice: “¡VEN! ¡¡ERES SUFICIENTE, AHORA MISMO, ASÍ COMO ERES!! “

Amigas, Dios pasará todos los días de nuestras vidas asociándose con nosotras para hacernos más como Él, pero tenemos que permitirle el acceso. Dios nunca fuerza nuestra relación. Cómo debe quebrantarle el corazón de tenernos tan cerca y, sin embargo, vernos luchar para mantenerlo a distancia. A veces, de hecho, tengo una imagen mental de Dios queriendo envolverme en un increíble abrazo de oso, pero estoy demasiado ocupada balanceándome y agachándome.

Si continuamos negándonos a vernos a nosotras mismas como Dios nos ve, nuestros cimientos inestables harán que nuestros intentos de crecimiento cristiano sean ineficaces. Debemos recordar que nuestro “hacer” nunca determina nuestro “quién” ante los ojos de Dios.

Tenemos que dejar de aferrarnos a identidades personales que se basan en lo que hemos hecho en el pasado. ¿Puedes hacerlo? ¡Susan lo hizo! #yay #dejaloirpermiteaDios

Tres verdades que aceleran el proceso de renovación

¿Cuáles son las tres verdades INALTERABLES que deben constituir el fundamento de nuestra verdadera identidad en Cristo?

Verdad # 1: TÚ ERES AMABLE.

Es posible que hayas crecido sintiéndote ignorada, no deseada, despreciada o incluso odiada. Las personas que te comunicaron estos mensajes estaban equivocadas. La Palabra de Dios dice que Él te hizo amorosamente y que eres eternamente encantadora.

La semana pasada, cuando hablé sobre la trampa de la comparación, compartí que a menudo nos hundimos en la depresión cuando nos clasificamos como faltantes o menos que, en comparación con los demás. La buena noticia: Dios dice que TÚ tienes dones únicos, un propósito único, una creación única que Él dio a luz con buenos planes y buenos propósitos. ¡Solo tú puedes hacer las cosas que Él tiene en mente para ti!

Dios no dice: “Te amaré cuando …” Dios nos dice: “¡TE AMO AHORA, TAL COMO ERES!”

Si, como yo, creciste en un hogar en el que recibiste el mensaje de que no eras suficiente y de que no te querían, debes saber que PUEDES deshacerte de ese dolor y vergüenza entrando de lleno en la luz del amor de Jesús. Puedes decir: “¡Dios lo dice y yo lo creo!” – o puedes continuar (como lo hice durante años), caminando lastimada – y lastimando a otras personas. Queridas amigas , tus pensamientos y sentimientos negativos no son veraces. Pero la Palabra de Dios lo es.

Verdad # 2. TÚ ERES VALIOSA.

¿Crees que no eres valiosa? Bueno, entonces, ¿cómo explicas el hecho de que el Creador del Universo vino a la tierra en forma humana y voluntariamente sufrió un dolor insoportable y una humillación para redimir tu pecado? ¡¡Para que NADA pueda separarte jamás de Su gracia y amor !!

Dios ve cada parte de ti, cada pensamiento que has tenido y que tendrás, cada acción que has hecho y que harás, y dice: “¡TE VEO COMO REDIMIDA!”

Dios quiere una relación contigo. Amigas, debemos llevar esta verdad profundamente en nuestras almas y en nuestras cabezas: incluso si TÚ fueras la ÚNICA persona por la que Cristo necesitaba morir, Él lo habría hecho. TÚ eres digna de Su sacrificio. ¡Él te ama tanto! Si Dios te ve así de valiosa, le haces un flaco favor a Él y a ti misma al permitir que cualquier humano te diga lo contrario. 

Verdad # 3: TÚ ERES COMPETENTE.

Si te ves a tí misma negativamente, tal vez como perezosa, tonta, poco confiable o sin talento, ¡no tienes que quedarte allí! La Palabra de Dios dice que DIOS CONFÍA EN TÍ lo suficiente como para manejar las tareas de proporción eterna que Él planeó en tu nacimiento.

Todos hemos metido la pata. Seguiremos haciéndolo. Porque somos humanos. Pero nuestro “quién” realmente no es nuestro “hacer” a los ojos de Dios. Amigas, por favor creanlo. No permitas que el diablo te siga susurrando al oído que eres un gran desastre y que debes renunciar a ti misma y a Dios. La especialidad de Dios es: tomar nuestros líos y convertirlos en mensajes que testifiquen de la asombrosa gracia y bondad de Él.

Ya eres amable, valiosa y competente. ¡DIOS PIENSA QUE TÚ ERES A TODA!

¡Dios está esperando el día en que tú, como Susan, elijan comenzar a creer en la verdad de cómo Él te ve a TI!


¡Nuestro viaje de 12 semanas sobre nuestra verdadera identidad personal!

Parte de comprender correctamente nuestra verdadera identidad personal requiere que sepamos cómo nos ve Dios. Como nuestro creador amoroso, Dios nos dice dos cosas: “Tú eres mi hija” y “Eres elegida”. ¿Sientes el corazón de Dios hacia ti? ¿Puedes pensar en la verdad de que Dios estaba pensando en ti incluso antes de crear el mundo?

Deja que esa verdad se hunda en lo más profundo de tu corazón y tu mente. Puede que requiera mucha determinación de tu parte, pero a medida que comiences a darte cuenta de lo valiosa que eres a los ojos de Dios, podrás romper las cadenas que te impiden aceptarte y amarte a sí misma. Amigas, PODEMOS dejar la carga de lo que otras personas piensan, ¡y los juicios que tenemos por nosotras mismas!

Durante esta serie de blogs de 12 semanas, publicaremos sobre la identidad personal. Cada publicación incluirá una canción para recordarnos la verdad de cómo Dios nos ve. Nuestra canción de esta semana es Priceless de King & Country. King & Country lo tiene muy bien: ¡te veo vestida de blanco! ¡Todo mal hecho bien! ¡Insustituible! ¡Inequívoco! ¡Incomparable! ¡No tiene precio! ¡Acepta esta verdad para experimentar el verdadero gozo de ser TÚ!

See Yourself as God Sees You

See Yourself as God Sees You

Esta serie de blogs se basa en el libro de Josh, See Yourself as God Sees You.   ¡Adquiere tu copia en ESPAÑOL!

¡Es nuestra oración que durante esta serie llegues a reconocer y aceptar tu verdadera identidad personal! Pero si necesitas algo más específico,  envíanos una solicitud de oración a través de esta forma.

Propaga el amor de Dios